viernes, 29 de abril de 2011

Con cariño para Belen





   ¡¡¡¡Hola Belén!!!!  Simplemente te quiero decir que me pareces una mujer impresionante, desde el primer momento que te vi me pareció ver a un Ángel, con esos cabellos de tonos claros haciendo juego con el blanco y transparente de tu vestido. La luz que entraba por la ventana realzaba aún más un aire vaporoso que producía un efecto de elevación.
Sensible, frágil, de pausada belleza, y de rítmica inteligencia, todo al mismo tiempo, envuelto en un aire de ensoñación que destila de tu rostro.
   Para mí fue una impresión profunda, que provocó tu presencia en mi ánimo.
   Con sólo tu presencia mi alma se alegra, y cuando sales y no me he dado cuenta que saliste, empiezo a buscarte con la mirada, parece que me falta algo, como si te hubiera perdido y tu ausencia me provoca ansiedad.
   Eres un bálsamo para mis heridas, porque estar cerca de ti, es una sensación de que mi sangre vive una nueva primavera.
   La dulzura de tu mirada y de tu voz me transportan a cálidas fragancias, donde tú pelo se mezcla con la arena del desierto, y  la brisa acaricia tus labios y hace revolotear tus cabellos. Son como sueños que viven y los vivo en pura vigilia. Siento una gran paz y armonía cuando pienso en ti. Siento como la templanza de un ángel que me abraza con sus alas. Y a la misma vez tengo un intenso deseo de abrazarte fuertemente entre mis brazos y acurrucar mi cabeza en tu hombro.
   Eres simplemente maravillosa.

   (Escrito en Málaga, a dos de julio de 2003).


3 comentarios:

  1. Esto es pura poesía y de la buena,
    si yo fuera ella... te besaría...
    tus palabras una a una con deseo,
    pues en cada una la belleza rebosa.

    ResponderEliminar
  2. Hola amigos, y amigas. Ya he iniciado mi sección de Amigas. Y ya lo dice la palabra bien claro, amigas. Y le doy toda la honra y respeto que se merecen a mis amigas. Pero por eso no voy a dejar de decirles cosas bonitas.

    ResponderEliminar
  3. Es que simplemente me gusta escribir, y expresar la belleza que hay en mi corazón, y la belleza que hay en las cosas bonitas y bellas que nos da la vida.

    ResponderEliminar